lunes, 1 de marzo de 2010

LOS JUECES COMO LOS ABOGADOS USAN PALABRAS DIFÍCILES

Encuentro con las palabras

¿POR QUÉ TANTO LOS JUECES
COMO LOS ABOGADOS
USAN PALABRAS DIFÍCILES?



_¿Por qué tanto los jueces como los abogados usan palabras difíciles?
_Mirá, una vez un abogado le dijo a una mujer:"Sí, señora, no se preocupe porque su litigio está en autos".
¿A mi me dio una bronca tremenda!

Recuerdo que salí del estudio y le pregunté:" Pero, ¿por qué le hablás así a la señora?
Dile que su pleito ya lo tiene el juez para dictar sentencia.
Ella no sabe qué quiere decir 'está en autos', eso es una jerga jurídica". Yo pienso: ¡ por qué no se dejan de joder,estoy hablando de conductas humanas!
A veces doy conferencias o charlas sobre este tema y más de una vez he preguntado:"Por qué decimos que el expediente tiene veinte fojas"? ¿Acaso escribimos nosotros con rollos, como escribía Pomponio?
¿ Por qué no le decimos 'páginas' en lugar de 'folios'.
Por supuesto, los abogados me han mirado muy feo porque piensan:"Éste es un poeta".
_¿Cómo redacta sus sentencias?
_Con la mayor claridad posible y sin uso de jergas, de manera que todos comprendan mis palabras.
Porque es lo que pasaba con la misa en latín, nadie entendía nada.
Juan XXIII hizo muy bien en decir " La misa hay que darla de cara a los pobladores y en el idioma en que ellos lo entiendan, como hablaba Cristo".
Por ejemplo, ¿ qué quiere decir ' Ora pronobis peccatoribus'? Nadie sabe. Hay que decir ' Reza por nosotros pecadores'; entonces se entiende. Porque si no, convierten la religión-que no es nada menos que el mensaje de Jesús- en una ciencia infusa, en un idioma para iniciados.
Lo mismo ocurre con el Derecho, que cada vez se aleja más de la gente. Claro, dicen" El Derecho es un problema entre doctores". ¡ No, es un problema entre la gente!
La Ley tiene que hablar como hablan los hombres para que todos entiendan; si no, no sirve.
De lo contrario es porque algo quieren encubrir.
En el mejor de los casos, ocultan su falso saber; y en el peor de los casos, cosas mucho más graves.
-Tanto el novelista como el juez deben escoger la palabra justa, la que más se aproxima a la realidad.
-Esa búsqueda es una operación común en ambos discursos, los dos deben ser verosímiles.
El juez debe pensar cuidadosamente cómo va a escribir, de manera que no sea ni solemne ni una jerga eclesial.
Una sentencia tiene que ser sobre todo precisa y clara a fin de que la entiendan las partes.
Porque puede ser injusta, pero no imprecisa.
Por eso es que el juez debe huir de la jerga como de la peste- tan querida por ciertos abogados-, evitar la ambigüedad y buscar la palabra justa.
_¿ Recuerda alguna frase que señale la precisión del lenguaje?
-Una norma bien redactada es similar a un soneto impecable, donde si una coma le falta o una palabra le sobra se nota de inmediato y todo el andamiaje tanto jurídico como poético se cae.
Por ejemplo, ¿Cómo define el Código Penal al robo? "Apropiarse de una cosa ajena total o parcialmente".
Tú no le puedes quitar una palabra ni agregarle otra.
Tampoco al verso de un soneto de Quevedo:" Cerrar podrá mis ojos la postrera sombra..." ¿ Quién le puede quitar o agregar una palabra a ese verso?
_¿Podría afirmarse que ambas profesiones conviven y se retroalimentan?
_Claro, pero en ese sentido la literatura es más rica que la prosa forense. De todos modos es indispensable volver a leer los clásicos, que generalmente han sido forenses del latín. Por ejemplo, a Cicerón, que escribía en latín, es una maravilla leerlo porque son lecciones de retórica que no podemos dejar de lado.
Además creo que la prosa jurídica ayuda mucho a un escritor, por algo Flaubert antes de empezar a escribir leía varias páginas del Código Civil que están muy bien redactadas.

De Héctor Tizón. Un ejemplar de frontera.
Entrevista de Ana Da Costs (passim)
Héctor Tizón es uno de nuestros grandes escritores y es también Juez en su provincia natal, Jujuy.



Un ejemplar de frontera es una recopilación de conversaciones con el gran escritor jujeño, en las que se cruzan recuerdos inéditos, ideas sobre la literatura y sobre la Justicia con citas de sus textos, algunas elegidas por el mismo Tizón al calor de la charla, y otras por la autora, logrando una sorprendente filigrana de vida y ficción.

A.CI.VER.JUS PIENSA Y ANHELA QUE LLEGUE ALGÚN DÍA EN QUE LA MAYORÍA DE LOS JUECES COINCIDAN CON EL PENSAMIENTO Y LOS DICHOS DE ESTE JUEZ, PORQUE QUIZÁS ESE DÍA COMENCEMOS A ENTENDERNOS. CUANDO LOS JUECES COMIENCEN A HABLAR EN EL IDIOMA COMÚN DE LOS CIUDADANOS, QUIENES RECLAMAMOS CONTINUAMENTE QUE UTILICEN EL SENTIDO COMÚN PARA JUZGAR PERO ADEMÁS, QUE SEAN CLAROS Y PRECISOS EVITANDO LA AMBIGÜEDAD EN SUS SENTENCIAS. TAL VEZ ALLÍ, SE INICIE EL CAMINO DE LOS CAMBIOS QUE TANTO NECESITAMOS PARA VIVIR EN PAZ Y ARMONÍA EN NUESTRA SOCIEDAD- Fuente A. Ci.Ver.Jus.

Comentario
Está claro, los de la comunidad judicial son doctos, letrados, cultos, ilustrados, estudiosos, no buscan usar las palabras para entendernos, no escriben pensando en los demás ….